Tómate un tiempo para sanar

Nada está bien, nada va bien… Ha llegado el momento de empezar de nuevo y para eso debo tomarme un tiempo. Un tiempo que me ayudará a sanar mis heridas, esas que aún siguen latiendo y sangrantes.

Todos hemos pasado por momentos negativos que nos han hecho caer a lo más profundo. Un dolor que no le desearíamos ni a nuestro propio enemigo. Un dolor que, contrariamente, nos ha hecho crecer.

Pero, ahora, necesito, necesitas, un tiempo para volver a empezar. Para sanar esas heridas que necesitan un tiempo para cerrarse, como toda herida que impregne tu piel.

amor-desmotivaciones-74

El tiempo puede sanar las heridas, pero las cicatrices siempre nos recordarán el pasado

Cambios que debemos aceptar

Toda herida produce un cambio en nosotros. De hecho, no podemos avanzar si no aceptamos dichos cambios. Toda experiencia nos cambia, sea esta buena o mala.

Lo negativo que hay en nosotros mismos, es que le brindamos más importancia a las cosas que nos ocurren de forma negativa. Odiamos que nos ocurran, no queremos sufrirlas. No somos conscientes de que son las que más peso tienen en nuestra vida.

Debemos ver nuestras heridas como oportunidades de crecimiento, como cosas que tienen que pasar y que debemos aceptar. Quedarán cicatrices, ¡es normal! Ellas nos ayudarán a no olvidar lo que un día nos hizo fuertes.

Párate a analizar la herida, solo así sabrás cómo sanarla de forma más rápida. Pero, nunca, nunca la ignores, pues no desaparecerá y tarde o temprano tendrás que brindarle atención.

 

Comenzarás a sanar cuando dejes de lado las heridas del pasado, perdones a los que te hayan hecho daño y aprendas a perdonarte a ti mismo por tus errores

Shawna-Erback

Estamos acostumbrados a querer superar las circunstancias de forma rápida, a pasar el dolor de una manera exprés. Esto requiere su tiempo. El problema es que creemos que si tardamos en sanar nuestras heridas es porque somos débiles.

Para volver a confiar en ti mismo, para que las heridas curen bien, debes tomarte tu tiempo. No tengas prisa, no eres débil. Quizás te sientas así, pero si te tomas tu tiempo cuando te levantes, serás más fuerte de lo que nunca has pensado que serías.

¿Estoy preparado para volver a empezar?

Quizás te aborde la duda de si ya te encuentras preparado para volver a empezar o aún requieres algo más de tiempo. No hay una ciencia exacta que diga, ahora es el momento. Eso debes de descubrirlo en tu interior.

Aún así, vamos a darte algunas pautas para que aprendas a identificar cuando se está acercando ya el momento de volver a empezar de nuevo:

  • El dolor se ha mitigado: aunque mires para atrás y observes que la herida está ahí, sabes que ya no escuece. Queda tan solo la cicatriz que te ayuda a recordar lo que alguna vez fue. Empieza a recordar los aspectos positivos, verás que los que te hacían daño ya no te afectan. El dolor se ha reducido. Es tiempo de volver a empezar.
  • Has aprendido: ahora que puedes ver las cosas con perspectiva, miras hacia atrás y te das cuenta de que puedes analizar lo ocurrido y verlo de otra manera. Puedes comprender en qué te has equivocado y aprender de ello. Te ves enriquecido como persona y eso es positivo para ti. Estás preparado.
  • Eres capaz de bromear sobre lo ocurrido: si eres capaz de reírte de lo que ha sucedido, entonces es que has superado el trauma que te ha causado. Ya no sientes ese dramatismo normal que te abordó en su momento. Incluso, eres capaz de reñirte por haber actuado y pensado como lo has hecho. Es momento de seguir adelante.

tiempo perfecto

No se puede sanar lo que te niegas a afrontar

Si te has sentido identificado o identificada con todo esto, es importante que sepas que la espera es lo más importante. No tengas prisa en sanar tus heridas, no tengas prisa en dejar que el dolor pase. Créeme, pasará, pero todo lleva su tiempo.

Es un tiempo necesario que te ayudará a ser más consciente de los errores que has cometido. Te ayudará a emprender tu nuevo camino con seguridad y a afrontar los nuevos retos que te quedan por enfrentar. Serán experiencias que te ayudarán a ser mejor persona, que te ayudarán a ser quien serás hoy y ahora.