Señales de que el desamor está tocando a la puerta

Nos guste o no, muchas veces el desinterés se hace presentes en nuestras relaciones amorosas y aquello que sentimos en algún momento comienza a transformarse en algo que dista considerablemente de motivarnos a seguir junto a alguien. Evidentemente esto puede afectar a una de las partes o bien a ambas.

Muchas veces una de las partes siente los síntomas de forma más temprana y la pareja termina por contagiarse o generar su propio estado de desamor. Los síntomas nos pueden disparar las alarmas y podríamos darle un nuevo curso a la relación si nos interesa mantenerla, pero es importante que ambas partes estén de acuerdo, porque si no lo que resulta es un proceso muy cuesta arriba que solo termina generando mayor frustración y distanciamiento.

ruptura

Algunas de las señales que nos indican que nuestra relación está en riesgo y debemos tomar medidas son las siguientes:

  • No se propicia intimidad, en ninguna de sus formas.
  • Se prefiere estar con otras personas o en soledad, antes de compartir con la pareja.
  • Lo que alguno de los dos dice aburre o molesta al otro.
  • Abrir oportunidades a terceras personas.
  • No logran coincidir en sus proyectos a futuro.
  • Cada uno hace planes que no incluyen al otro.
  • No hay preocupación por la cotidianidad de la pareja.
  • Se pierde la admiración hacia la pareja.
  • Interés por conocer a otras personas.
  • Comienzan a incomodar cosas que antes eran agradables.
  • No hay chispa en caso de existir intimidad.
  • Las miradas son frías y distantes.
  • Se ven cualidades que le gustaría que tuviese su pareja en otras personas.
  • Se pierde la complicidad y se procura reservar información.
  • Comienzan a existir secretos que antes no tenían lugar.
  • Las mentiras toman protagonismo.
  • Se encuentran excusas para no realizar actividades con la pareja.
  • No hay valoración por lo que hace el otro.
  • No se disfrutan el uno al otro en ningún sentido.
  • Alguno o ambos se siente desdichado a causa de la relación.
  • Los motivos por los cuales se mantienen juntos son distintos al amor: interés, hijos o algún otro compromiso.
  • Una de las dos partes se bloquea y quiere un cambio de vida radical.

Como-superar-una-ruptura-amorosa-saludablemente-1-976x651

Estas son algunas señales que debemos detectar de forma temprana bien sea de lo que estamos percibiendo de nuestras parejas o de lo que estamos sintiendo. Resulta prioritario hacer un diagnóstico y definir, preferiblemente entre ambos cuál camino tomar.

Por: Sara Espejo – Viajes del Corazón