Receta efectiva para la felicidad

Sí, ya sabemos que no hay recetas para la felicidad, pero si tomamos en consideración este procedimiento y lo aplicamos a nuestras vidas, seguramente que se nos hará un tanto más sencillo encontrar en cada uno de nosotros ese anhelado tesoro.

El procedimiento no tiene un orden específico, pero mientras más puntos apliquemos, más cercanos estaremos de disfrutar de ese estado que se caracteriza por hacernos sentir que no importa las circunstancias, estamos bien, nos sentimos plenos y estamos aprovechando y disfrutando esta experiencia.

Libérate de odios, rencores, culpas y remordimientos

Nada nos aleja más de la felicidad que estar cargados de sentimientos que nos llevan al pasado de manera dolorosa. Apliquemos el amor a cada sitio donde duela y eso ya tiene un término que define esa acción: perdonar.

Es el perdón quien nos coloca en una posición renovada ante la vida, que nos permite caminar más ligeros sin tocar puntos sensibles que nos hagan sentir dolor en el camino.

Simplifica tu vida

Niña-feliz-tumbada-entre-flores-de-colores

La vida es tan simple o tan complicada como queramos que sea y aquí nuestros sistemas inconscientes y conscientes deben estar de acuerdo. Mi sistema consciente es toda información que proceso y maquino, mientras que el inconsciente es más sublime, corresponde a la reacción automática de todas las creencias que albergamos.

Nuestro trabajo consistirá en no agregar drama a ninguna situación, ni verla desde el dolor, ni yendo más allá de las fronteras que nos hagan sentir cómodos. Una vez que adoptemos esta conducta, nuestra mente consciente se enfocará cada vez más en procesar las cosas desde su simpleza y de a poco, el resto de nuestro sistema se irá adaptando.

No decidas desde el miedo

El miedo es producto de esa parte de nuestra mente que pareciese querer protegernos como esas madres que meten a sus hijos en una burbuja y no los dejan vivir porque los aman tanto que no quieren que algo les pase, y lo único que ganan con esa actitud es que se les pase la vida a los hijos, sin disfrutarla, sin sentirla, sin vivirla realmente.

El miedo es una reacción natural de nuestro cuerpo ante un peligro real, pero cuando procesamos todo con un alto porcentaje de riesgo, terminamos por quedarnos donde estamos o no ir en la dirección donde normalmente está lo que realmente queremos. Pregúntate: ¿Si no tuviese miedo, qué decisión tomaría? Y esto te ayudará a tomar las decisiones desde el corazón, el valor y el aprecio por este regalo vida, que se nos fue dado para aprovecharlo al máximo.

Da lo que te gustaría recibir

hombre-ofreciendo-flor-a-una-chica

Da todo lo que esperas en tu vida. Todo lo que das el universo te lo devuelve multiplicado. ¿Quieres amor? Da amor, ¿Quieres respeto? Dalo, ¿Quieres una buena pareja? Sé esa pareja que te gustaría tener a tu lado. Si actúas desde la desconfianza, desde el interés, desde la conveniencia, el universo te devolverá cosas relacionadas.

Confía en el proceso de la vida

Suéltate, confía, estás acá con un propósito, la vida tiene altos y bajos, pero es un mecanismo para aprender, no sabemos si para prepararnos para algo más o sencillamente para irnos de acá con nuestro corazón engrandecido. Sea lo que sea, confía en el proceso de la vida y en que tienes todo, absolutamente todo lo que necesitas para llegar a donde quieras, para aprender lo que requieras y ser tan feliz como puedas.

Toma para ti los que necesites, ojalá lo hicieras con todos y lograras esa conexión con ese sublime estado llamado felicidad.

Por: Sara Espejo – Viajes del corazón