¿Qué ocurre tras una ruptura amorosa?

Todos sabemos lo difícil que es superar una ruptura amorosa. No es lo mismo que rompamos nosotros con alguien que nuestra pareja rompa con nosotros.

Por eso, hoy vamos a ver qué ocurre cuando se sucede una ruptura amorosa. ¿Qué es lo que pasa primero? ¿Por qué nos resulta tan difícil superar una ruptura? ¿Qué es lo que evita que sigamos adelante?

1. Niegas la realidad

Esta es la primera reacción que tenemos cuando han roto con nosotros. Sin quererlo, negamos aquello que sabemos es cierto. De hecho, continuamente recreas en tu mente los mejores recuerdos que tienes de ti y de tu pareja juntos.

La negación te intenta proteger de lo que sabes será un dolor insoportable

Pero la negación debes superarla, pues te estás mintiendo a ti mismo. Tarde o temprano no te quedará más que aceptar la realidad y cuanto más la niegues peor será el golpe que después te darás.

2. Cuando la ira aflora

Después de la negación, llega la ira. Una rabia contenida hacia tu pareja porque no entiendes por qué ha roto contigo, ¡tú no te lo mereces! ¿Qué has hecho mal? ¿Es que no lo has dado todo en tu relación? ¿Es que acaso no lo querías lo suficiente?

¿Qué ocurre tras una ruptura amorosa?

Estas son algunas de las preguntas que afloran por tu mente y que van alimentando esa rabia que intenta justificar esa ruptura que cada vez te provoca un dolor más intenso. La ira es una vía de escape.

3. Te sumes en una profunda tristeza

Tras la ira, te derrumbas. Por muy fuerte que seas, esa tristeza que has intentado esquivar te aborda y no puedes escapar de ella. Debes ser consciente de que cuanto más duren las fases de negación e ira, más dolor sentirás en el momento en que la tristeza asome.

La tristeza hará que te derrumbes hasta sentir el dolor de la depresión

Debes tener mucho cuidado, porque la tristeza puede sumirte en una profunda depresión si dejas que esta te lleve por delante como un tren. Por eso, debes permitirte sentirla, pero sin dejar que te absorba.

4. Ahora es el momento de aceptar

Esta es la última parte de todo el proceso de ruptura, el momento de aceptar. Tras levantarte de la tristeza, aceptas la ruptura, tragas el dolor y empiezas a vivir tu vida. Quizás en un primer momento te sientas vacío. Es algo totalmente normal.

Cada ruptura trae algo bueno, más madurez, más aprendizaje. Todo ese sentimiento de dolor te permitirá madurar, crecer y aceptar esa ruptura que tanto te ha dolido.

¿Qué ocurre tras una ruptura amorosa?

Seguramente te sientas identificado con todas y cada unas de estas fases por las que se pasa tras una ruptura amorosa. Fases que se pueden trasladar también a cuando perdemos a un ser querido.

Es cierto que no todas las personas reaccionamos igual y que muchas, posiblemente, no pasen por la fase de ira y se vayan directamente a la tristeza. Si te ha pasado a ti, ¿te sientes identificado con esto?

¿Tienes algún consejo que brindarle a todas las personas que están pasando por una ruptura amorosa?