La única forma de amar de verdad es dejando de lado el miedo al dolor

Si te proteges no sentirás dolor, pero tampoco felicidad.

Creo que el miedo más profundo que tenemos, especialmente cuando vivimos la primera experiencia amorosa, es a salir heridos. Nos aterra hacer de una persona nuestro mundo y vernos enfrentados a la pérdida, o peor aún, al engaño, es nuestra peor pesadilla. Pero como la vida se mueve y el mundo no para de girar, lo más probable es que tu primera relación amorosa llegue a su fin, para bien o para mal. Dicen que, en general, el primer quiebre amoroso es el más difícil de superar y estoy de acuerdo. En esta situación se mezclan muchas variables: la idealización del amor, olvidarnos de nuestro propio lugar como individuos en el mundo y el deseo que tenemos de nunca más estar solos.

Es por eso que es bastante común que después de vivir esta situación tan traumática termines diciendo: NO ME ENAMORO MÁS.

almaterapia

Esto puede resultar en diferentes conductas, desde no salir con nadie por mucho tiempo y rechazar todo tipo de interesados, hasta salir con muchas personas a la vez negándote a establecer una conexión emocional profunda. Nuestra teoría parece ser muy real: si no dejo que nadie se me acerque, entonces nadie me herirá. Pero nos olvidamos de lo más crucial: que si nadie se nos acerca, entonces nadie nunca nos amará por lo que realmente somos.

Es como los ciclos de la vida, a veces estás arriba y todo es genial, a veces estás abajo y aprendes una lección necesaria antes de volver a emerger de las cenizas.

Después de tu primer amor, vas a encontrar otro. Va a ser diferente, porque vas a saber qué cosas son buenas y qué cosas son como una bandera roja que indica que te tienes que alejar de esta persona. Vas a aprender, lamentablemente, que el amor no lo puede todo y que no está bien soportarlo TODO por amor. Hay cosas que simplemente son inaceptables. Pero al mismo tiempo, vas a aprender que el amor es algo mucho mejor de lo que nos muestran en las películas y que se da cuando dos personas deciden, a conciencia, quedarse juntas incluso cuando pasan por malos momentos.

casados-riendo-caras

Vas a aprender que amar es una decisión que tomas todos los días y no algo que te cae desde el cielo y aunque suena poco romántico, espero que llegues a vivirlo, porque la persona que tengas a tu lado en ese momento probablemente se quedará contigo por mucho, muchísimo tiempo más.

Vía Upsocl.