Hoy es el mejor día para dejar ir todo aquello que no se ajuste a lo que queremos

Ciertamente los cierres de ciclo pueden producirse en cualquier momento de nuestras vidas, especialmente cuando tomamos consciencia de una situación que de alguna manera no está resultando ser como lo esperábamos o está trayendo a nuestras vidas algo diferente a la serenidad, a la paz, a la felicidad. Pero los cierres de año, el comienzo de uno nuevo puede ser para algunos el estímulo que necesitan para tomar decisiones importantes en sus vidas.

Muchas de las decisiones o las promesas que hacemos para año nuevo, quedan siempre en eso, en promesas, en intenciones, pero no llegamos a materializarlas. Pero por qué no comenzar a hacer las cosas de otra manera y esta vez poner fin a lo que no queremos y tomar la iniciativa, sin que sea el destino, la vida, nuestra pareja, nuestra circunstancias, de iniciar el rumbo hacia lo que verdaderamente deseamos en nuestras vidas?

Dejar ir 5

No sé si será una percepción personal o algo general, pero este año se ha ido muy de prisa, me parece hace nada cuando estaba reflexionando sobre mi balance personal del año anterior, y aquí estoy, arrastrando pendientes desde hace mucho, aplazando decisiones, comprometida con algo que no quiero en mi vida… Pero lo bueno de la vida es que nunca es tarde para tomar el mando, para agarrar el timón y dirigir nuestro barco a donde queramos llegar, disfrutando siempre de la travesía.

El cierre de año, puede ser la oportunidad perfecta, para decirle sí a la vida que queremos vivir, para agradecer todas las oportunidades, bendiciones, afectos, aprendizajes que hemos recibido y especialmente para decir no a lo que no debe continuar.

????????????????????????????????????

Siempre sabemos qué es lo que no debe continuar en nuestras vidas, lo que pasa es que muchas veces nos colocamos miles de excusas para continuar, postergamos, evadimos, negamos, nos dejamos vencer por el miedo y quedamos sumergidos en alguna situación que en lugar de sumarnos, nos resta, nos quita energías, tiempo, alegrías, sonrisas, posibilidades de vivir algo diferente y especialmente nos quita la consciencia de que creamos para nuestra vida aquello que queremos y procuramos.

Todos tenemos el poder de cambiar, de movernos, de soltar, de dejar ir, pero nuestro ego siempre pretende aferrarse a todo, aunque no nos haga bien, pero el miedo y la resistencia al cambio toman mayor peso y si no abrimos los ojos, si no silenciamos nuestras limitaciones autoimpuestas, nos veremos una y otra vez en los mismos escenarios que nos disgustan… hasta que ya vencidos por nuestros miedos, por nuestro conformismo, nos veamos con lástima e inclusive con resentimiento y desprecio por no haber tomado decisiones oportunas.

Dejar ir 7

Mientras más pronto mejor, aprovechemos este cierre de ciclo, para dejar acá aquello que no deseamos que nos acompañe en el nuevo año, bien sea cosas, personas, situaciones, hábitos, etc… Tenemos el poder de cambiar nuestra vida, de pensar en positivo, de reconocer nuestras capacidades y de dejar atrás todo aquello que nos aleje de nuestra felicidad.