Cuando te quieras lo suficiente, tu cuerpo y tu mente te estarán agradecidos

 

La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor- Albert Cam

 

 

Aunque muchas veces el estrés no es buen acompañante en nuestras vidas, porque nos genera incomodidades, dolores de cabeza y ni hablar de la interminable lluvia de pensamientos durante todo el día, también puede ser un gran informante, usualmente nos informa que debemos tomar un descanso, sobre todo de nuestras obligaciones y responsabilidades. El estrés definitivamente no es un buen acompañante, suele desmejorar nuestras relaciones sociales y no podemos dejar a un lado el mar humor que nos produce. Y a pesar de que sabemos todo esto a veces lo notamos un poco tarde, pero lo importante es que lo notamos y si queremos que todo mejore debemos tomar cartas sobre el asunto.

IMG_0405

Es comprensible que dediquemos gran cantidad de nuestro tiempo al trabajo, las tareas del hogar, los niños y pare usted de contar, lo que causa que descuidemos una de las cosas más importantes: nuestra salud. Y es que no es una broma cuando decimos que el estrés causa enfermedades que a la larga pueden llegar a afectarnos muchísimo,  y no olvidemos nuestra salud mental. Cargar el peso de todo sobre nuestros hombros es sumamente difícil, por lo que tenemos que aprender a ceder el control y a delegar (si podemos) los deberes. Al contrario de lo que muchas personas pueden pensar al delegar no estamos deshaciéndonos o evadiendo nuestras responsabilidades, y mucho menos es que nos importa poco, más bien al delegar mostramos nuestra madurez y nuestra capacidad de trabajar en grupo, lo que a su vez no genera un enriquecimiento intelectual ya que estamos aprendiendo de otros y de la misma manera aligeramos un poco la carga que llevamos con nosotros.

La mayoría de las personas que sufren de estrés, suelen ser muy controladores en todo los ámbitos de su vida, quieren que todo salga tal cual se lo han planteado ya cientos de veces en sus mentes, y cuando no salen de esta manera suelen tener un pequeño ataque de pánico. Si te sientes identificado con todo esto, seguro eres una persona controladora, te entiendo, sin embargo debes saber que hay cosas en la vida que no podemos controlar, que salen de nuestras manos, y que hay que aceptar. Lamentablemente, hay decisiones que no tomamos nosotros, y que tenemos que respetar a pesar de que tengamos opiniones diferentes, no todos pensamos de la misma manera y esto es una realidad.

IMG_0404

Hacer ejercicio al aire libre te permitirá liberar toda la presión que llevas acumulada, respirar aire fresco y llenarte nuevamente de energías, no te olvides combinarlo con una dieta balanceada de frutas y verduras. Una cena con tu pareja, una salida al cine con los amigos, o llevar un rato al parque a los niños siempre será un buen remedio.

A veces nos sucede que no sabemos decir NO, definitivamente no podemos complacer a todo el mundo, las personas no siempre estarán de acuerdo con nuestras ideas, perspectivas, trabajos e incluso nuestra manera de vivir. El gran problema es cuando tomamos estas críticas muy a pecho, y nos acomplejamos, nos desanimamos y creamos toda una tensión emocional que no nos deja ni dormir. Libérate de esos pensamientos culposos que no te dejan respirar y que te aprietan. Decide hoy empezar a valorar todo el esfuerzo que haces para ser lo que eres hoy, y siéntete orgullos.

Cuando empieces a quererte y a valorarte, será el comienzo de tu verdadera libertad.

N.G.